La Habitación de la Verdad.

El simulacro arroja a su sombra también, a la realidad que la contiene. Quien no cae es por lo menos arrastrado. Mientras mas vectores que sostengan la superficie de lo real y participen del simulacro, mas profunda será la caída. Pero, adonde caen? adonde nos llevan? A otra interpretación del sentido. A su puja, a su batalla. Cuando nos encierren a su sombra victoriosos, qué es lo que quedará? Qué será del sentido original?

Como el pigmento no diluido, lo sólido previo al derrumbe quedará como esquema de lo ausente y perdido.

La resiliencia será el camino para la construcción de una copia del anhelo original, en ese momento los fantasmas huirán y lo ausente será habitado por la verdad.

 

rositchnegebels01

Error 404

 

Ahora se porque ustedes lloran, pero es algo que nunca podré hacer.“

Terminator T800

 

En tiempos de Big Data y Machine Learning dejamos de determinar nuestras elecciones. Inteligencias artificiales absorben datos que rastrean de nuestra navegación y nos redireccionan a lo que una máquina considera que nos interesa, lo único humano de esa decisión autónoma es el trabajo del programador.

Los hipervínculos para anexar nuevos territorios se convierten en esquemas formateados de un devenir despótico y cerrado. Es así que el deseo se clausura y el tiempo fragua en compartimentos estancos. Los hipertextos ya son solo débiles conexiones de solo un texto y escrito en letras de hormigón.

Sociedades que creen ser dueñas de una subjetividad, programadas con su fin de la intimidad y de lo público… creemos ser libres?.

El algoritmo reduce al ser humano a una mirada y un click. La mirada es la herramienta y el click su uso. Solo cuando un error, un bug, aparezca, disparará en la mirada, un pestañeo de extrañeza. La resistencia habrá empezado.

tazas1

Manifiesto

La idiosincrasia, la forma de ser de aquellos que no dejan de presentarse a sí mismos como se espera. La mirada para configurar y reconfirmar la fortaleza por la cual se respira. Algo tan sutil como ver, para luego reconocerse en ese patrón que todo lo sostiene y por el cual se adquiere sentido. En ese espacio donde nadie se detiene a observar para conocer el conocimiento resulta una quimera de la que nadie espera una certeza.

Se espera en forma de fragmentos vestigios de un patrón que puedan ser o ya hayan sido. Se siguen caminos sin salida donde la única seguridad sean cuevas al costado. Después de dar muchas vueltas volveremos por algunas de nuestras cosas.

En la creencia de encontrar patrones similares constituimos tribus de fe, nadie se animará a contrariarlos, pues la fe mueve montañas y también aniquila a sus cismáticos. Nuestra única seguridad será el secreto y la oscuridad..

En ese desierto al que nos arrojaron y por el cual deambulamos muchas señales ya no hay. No es estar perdido transitar por el limbo en donde todo puede ser y nada es. La búsqueda es infructuosa e inútil. Dicen que los que desertan del desierto viven una eternidad durante un nanosegundo.

En el momento de la deserción se es eterno, mientras el resto deambula, ellos viven su extraña experiencia que no trata de planos paralelos ni de mundos diversos, solo de tiempo que se hunde. Nada vuelve igual de ahí. Si es que se vuelve, pues a nadie le gustan los desiertos.